domingo, 27 de noviembre de 2011

Para Reflexionar Unos Minutos: Los Pilares del Arte Posthistórico (¿Contemporáneo?)

Todos los pilares han caído. Las bases históricas sobre las que se ha construido el arte, se han debilitado. El eterno terremoto que llamamos tiempo, ha sacudido el terreno que sustentaba a las Bellas Artes.

Las obras de arte contemporáneo se alzan entre nosotros con lo que algunos denominan como "la indiferencia pura". El arte se rige ahora por el ideal "todo vale". Esto en consecuencia denota que, a su vez, todo carece de valor, situación que desemboca en angustia. No hay parámetros de comparación, todo vale lo mismo en esencia.

De esta forma, las obras de arte contemporáneo se vuelven efímeras, no causan un impacto real, y de hacerlo, es por menos tiempo cada vez. 

Guilles Lipovestky, en su texto La era del Vacío: ensayos sobre el individualismo posmoderno (1996), señala lo siguiente: "el vacío de sentido, el hundimiento de los ideales, nos han llevado, como cabía esperar, más angustia, más absurdo, más pesimismo... Nuestra bulimia de sensaciones, de sexo, de placer, no esconde nada, no compensa nada, y aún menos el abismo de sentido abierto abierto por la muerte de Dios". Esto hace clara referencia a la caída de los pilares, ya no creemos en lo que antes nos dio base, en este mundo ya sacudido.

El sentido se ha perdido, los significados se han trastornado, rompiendo la verdad en dos partes: verdades absolutas (fundamentadas, basadas) y verdades situacionales (reales en lo efímero, ciertas en lo perecedero).

A medida que el paso del tiempo ha generado cambios (a menudo catastróficos), el arte no sólo "nació", sino que también ha "muerto", y "vuelto" . Adolfo V. Rocca, en La Crisis de las Vanguardias y el Debate Modernidad-Postmodernidad, sentencia dicho punto de la siguiente forma: "lo peor, el soñado Final sobre el que se construía toda utopía, el esfuerzo metafísico de la historia, el punto final, está ya entre nosotros. Según esto, la postmodernidad sería una realidad histórica-posthistórica ya cumplida, y la muerte de la modernidad ya habría hecho su aparición".

La ironía plasmada en todo esto es una burla hacia los ya mencionados pilares, si ya el fin ha llegado y hemos seguido por encima de él, ¿qué significado tiene el pasado? La respuesta es cruel con la historia del arte.

En este sentido, "La postmodernidad puede ser así entendida como una crítica de la razón ilustrada generada a manos del cinismo contemporáneo", según indica Adolfo Rocca en su trabajo.

Si hasta este punto hemos "avanzado" en el arte, que ya ha sobrevivido y sobrepasado "El Final", ¿hasta dónde llegará el arte contemporáneo? ¿Qué bases regirán el futuro consecuente a esta angustia, a esta posthistoria trágica? Sólo el tiempo, con su constante cambio dará las respuestas.




BlackJASZ

1 comentario:

  1. Lo comparto. Me maravilla increiblemente que te aficionen estos temas, y los revises y los leas. Absolutos que se desintegran, y que los pensadores insisten en deconstruir. Es una forma válida de entender y observar la cultura. Agradecida por tu reflexión amor!!

    Me queda pendiente el n. 14!! Ahhhhh me gustó mucho la manera de tu escritura!!

    Lizette M. Willet

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados / All rights reserved

Mapa de Visitantes: SI, USTED ESTA AQUI!!!